Cerveza Helmántica. Cueva de Salamanca

Cueva de Salamanca:

4º Estilo: Sweet Stout

Tres maltas y dos lúpulos para esta cerveza que irremediablemente recuerda al café. En aroma se encuentran notas de torrefacto, chocolate y regaliz. Mucho cuerpo y poco alcohol. Para tomar con calma, disfrutando de cada trago.



Amistad Cerveza Helmántica

¿Por qué Cueva de Salamanca?

En lo que fue la cripta de la Iglesia de San Cebrián se encuentra un enclave mítico de la ciudad: la Cueva de Salamanca.

Según la tradición allí impartía clases el mismísimo diablo. Estas enseñanzas nigrománticas y fantásticas nos parecen un símil muy adecuado a nuestra cerveza: negra como la noche, misteriosa como la brujería e intensa como el demonio.


Maridaje

Las maltas utilizadas en la elaboración de esta cerveza (con una mayor temperatura) le dan a la cerveza un sabor y un aroma muy cafetoso, por lo que un acompañamiento ideal para la Cueva de Salamanca es el chocolate negro con frutos secos.

Recomendamos tomarla después de cenar, como si fuera una copa, ya que sus 4º de alcohol y la poca carbonatación hacen que a pesar de tener mucho cuerpo no llene.